View Single Post
#2
Old 11-14-2012, 08:29 AM
Oxpi
Contender
 
Join Date: Mar 2012
Posts: 143
Rep Power: 3 Oxpi has a spectacular aura aboutOxpi has a spectacular aura aboutOxpi has a spectacular aura about
Points: 9,745.05
Bank: 0.00
Total Points: 9,745.05
Default

Todos los boxeadores concursan por derecho generalizado para los galardones del boxeo organizado y para ser el mejor no tiene que combatir en varias divisiones y por naturalidad muchos no pueden. Carlos Monzón, solo fue sostenedor de los pesos medianos y es uno de los mejores púgiles latinoamericano de todos los tiempos.

Imaginémonos que algunos de los conspicuos que acertadamente hicieron la selección de Robinson hubiesen preguntado: ¿Por qué no se enfrentó "Sugar" Ray Robinson contra Joe Frazier para comprobar si fue mejor?

Si con esta recomendación se seleccionara al mejor púgil, siempre sería alguien de la división de todos los pesos. Todas las categorías están incluidas sin ningún favoritismo de libras. La naturalidad, obliga la ubicación del boxeador en determinada división y combatir exagerándola es riesgo y determinación del pugilista, como también, responsable de las consecuencias.

Chávez y Durán, la diferencia de tiempo, edades y peso les evitó contender entre si pero, esas razones no evitan que se le compare y específicamente para este propósito, siendo conjuntamente con Carlos Monzón, los tres boxeadores latinos más destacados del pasado milenio y como anda el pugilismo para mí, tendrán vigencia y predominio a perpetuidad.

Roberto Durán, perdió contra "Sugar" Ray Leonard dos de tres combates y singular contra Thomas Hearns, Marvin Hagler y Wilfredo Benítez y nadie antepone a ninguno de estos exponentes sobre el panameño en rendimiento profesional o de ser mejor boxeador. ¿Saben la razón?..Lo extenso del palmarés de Durán, aún siendo los registros de los antagonistas mencionados arriba mejor pero de recorrido limitado y en la comparación Durán los eclipsa.

En este específico caso solamente se comprueba la veracidad de las ventajas de Roberto Durán con los registros y la aplicación de las estadísticas no en adivinanzas ni suposiciones. Por no aplicar las estadísticas, surgen las discusiones eternas sobre dos boxeadores y jamás se entienden las partes porque cada cual expone lo mejor de su favorito y no llegan a la resolución por no aplicar los sistemas que determinan superioridad en los deportes.

Diferente resulta al confrontar a Roberto Durán con Julio César Chávez, teniendo registros casi a paridad en combates profesionales el mexicano lo supera como mejor usted lo acomode en el rol del pugilismo.

Si no existiera en los deportes las estadísticas cualquiera afirmaría: "Sugar" Ray Leonard, Thomas Hearns, Marvin Hagler y Wilfredo Benítez, fueron mejores boxeadores que Roberto Durán porque categóricamente lo derrotaron. Para comprobarlo solo lo hacen los cómputos generalizados de su rendimiento en los cuadriláteros, no la simpatía o fama que es una cualidad muy personal y menos los análisis de fantasía sin bases ni métodos.

Del párrafo anterior comprendemos que un boxeador puede derrotar a otro- como en el caso de Leonard y Durán-, y no precisamente por ese motivo es mejor al final de la faena porque la productividad profesional global decide en cualquier deporte. Y tengan bien claro, Ray Leonard, superó a todos los máximos vencedores de Roberto Durán y también fue ganador de cuatro cetros en diferente peso y no cinco como afirma el Consejo Mundial de Boxeo (CMB).

Si Durán, hubiese vencido a Julio César Chávez, en la categoría que tienen en común- los pesos ligeros- hoy, esa victoria no evitara que Chávez lo supere en productividad profesional o lo que es mismo, como mejor boxeador.

LOS BOXEADORES, GANAN Y PIERDEN BASADOS A LOS ESTILOS DE SUS OPONENTES QUE ES, LO QUE HACE AL PUGILISMO INTERESANTE, MUCHAS VECES IMPREDECIBLE Y SORPRESIVO.

Lo que afirmo en este subtítulo, vamos a comprobarlo con algunos ejemplos de combates notables en el pugilismo y para analizarlos y entenderlos vamos a ofrecerles las resoluciones:

Benítez, derrotó a Durán y perdió por nocaut con Leonard. Hearns, noqueó a Durán y perdió por nocaut con Leonard. Durán, una vez venció a Leonard y este derrotó a Marvin Hagler y a su vez, Hagler venció por decisión unánime a Durán. Benítez, como dicen en Panamá, le hizo tremendo peleón a Hearns que hasta lo derribó y se determinó por decisión mayoritaria. Hearns, noqueó a Durán en dos asaltos y Hagler, despachó a Hearns en tres. Julio César Chávez, le propinó humillante derrota a Héctor Camacho y este derrotó a Durán dos veces.

"Sugar" Ray Robinson, celebró cuatro combates contra Gene Fullmer y ganó uno por nocaut, perdió dos y empató el cuarto y por esa ventaja de Fullmer, no se le puede considerar mejor exponente que Robinson. Para medirlos habría que verificar sus expedientes totales de pugilista y todos sabemos que el Gran Robinson se lo lleva de un solo trago.

Muhammad Ali, perdió su primer y segundo combate contra Joe Frazier y Ken Norton y tuvo que disputar trilogía con ambos contendientes para comprobar supremacía. Frazier y Norton, ambos fueron noqueados por George Foreman en dos asaltos y posteriormente Ali, noqueó al corpulento boxeador procedente de Texas. Comprobación de los efectos de incomodidades de estilos entre pugilistas.

Julio César Chávez, perdió en diferente peso dos combates por nocaut técnico contra Oscar de la Hoya y usted ni nadie se atreve decir que De la Hoya, es mejor boxeador que Chávez, porque enseguida salen las hojas de papel con el palmarés para comprobar la distancia a favor de Chávez.

Está claro, que los boxeadores pueden perder entre si, pero al final de la faena la diferencia la hace el computo global que determina quién resultó más valioso en el concurso de las definiciones de variados estilos adversos. Resultado que se obtiene con el inmenso poder de la estadística bien aplicada no la fama, nacionalismo, simpatía o por antojo de señalamiento. Sistema universal de rendimiento profesional.

Los púgiles nacen con su naturalidad, las ambiciones de mejores ofertas los obliga a concursar en divisiones que no pertenecen en desarrollo y crecimiento físico exponiendo su propia salud y degenerándose es su sino, nadie se lo impone. Roberto Durán abusó de su estado físico y combatió hasta en los pesos semipesados. Él y su séquito son los únicos responsables de su calificación profesional.

Julio César Chávez, también retó la evolución de su crecimiento y desarrollo tratando de conquistar el cetro de los pesos wélter, donde jamás pudo ser exitoso por no poder dar el peso reglamentario en la báscula y quiso excederse. Los resultados los conocemos: un revés contra Oscar de la Hoya y empate contra Pernell Whitaker. Arbitrio que siempre he censurado porque whitaker fue el vencedor.

En una de las protestas por Internet, el periodista español Elmer Anderson, afirma que una de las especificaciones por la cual antepone a Durán sobre Chávez, es porque el panameño fue campeón ligero indiscutible y Chávez no. Y además, el panameño fue más famoso y considerado el mejor peso ligero del mundo y Chávez no lo es en ninguna categoría.

Lo de la fama es pasable porque es la confusión de los que no pueden diferenciar boxísticamente la boga de la productividad profesional, el mismo caso de Muhammad Ali y "Sugar" Ray Robinson.

En relación a las consideraciones de mejores boxeadores del mundo, se tenía como válida la que daba Nat Fleischer y sus asociados, creador de la revista The Ring, en 1922 y a su vez, asociado con editores internacionales y desde 1942 editó y publicó el Libro Récord, Enciclopedia del Boxeo, hasta 1972 y se extendió después de su óbito hasta 1990. Fleischer, murió en 1972 y desde entonces la revista y el Libro Récord, perdieron credibilidad.

Hoy, cualquiera es experto de boxeo y ofrece opiniones que más bien perjudican al conglomerado y a la misma disciplina deportiva. Por esa específica realidad la mejor calificación se la da el mismo boxeador con su palmarés justificado con justas y valoradas batallas que sean del convencimiento del fanático prudente, escritores deportivos, analistas y organizaciones especializadas. Porque en la actualidad cada mes, cualquier boxeador es elegido mejor libra por libra como si se tratará de un concurso de belleza y así mismo, con improvisación determinan la labor de los boxeadores más notables del pugilismo.

Continuando con lo que expone el Sr. Anderson, pregunto: ¿qué tiene que ver esa pequeñez de campeón indiscutible en tanto que hay que evaluar para la determinación de quién es el mejor púgil latinoamericano?

Les aclaro, que las entidades del boxeo se fundaron en los años siguientes: Asociación Mundial de Boxeo (AMB), en 1921. El Consejo Mundial de Boxeo (CMB) 1963. Federación Internacional de Boxeo (FIB), en 1983 y la Organización Mundial de Boxeo (OMB), en 1988.

Roberto Durán, fue campeón ligero de 1972 – 1978, lo que nos certifica que sólo logró unificar los cetros de los pesos ligeros del AMB y CMB, que precisamente fue el tercer combate con Esteban de Jesús, los dos pesos ligeros más destacado de esa época celebrado el 21 de enero de 1978 en Las Vegas.
Reply With Quote
Oxpi is offline